Luismiguel

Antonia y Fran son dos amigas de la universidad que no se ven hace tres años. Antonia se fue a continuar sus estudios de danza a Berlín, en tanto que Fran se quedó en Chile, se casó con un hombre que le da seguridad y tuvo una hija. Mientras estudiaban juntas eran muy cercanas, pero ha pasado el tiempo y ya no saben bien como continuar su relación de amistad. Antonia ha venido durante las vacaciones. Se juntan en su casa, ella se está bañando en la piscina, es flaca y hermosa. Fran no se siente tan bien con su cuerpo y no se baña. Comienzan a hablar. Se cuentan lo que ha sido de sus vidas. Antonia habla de la danza, de los proyectos que ha realizado, el éxito que ha tenido y sus planes. Fran no sabe mucho lo que está pasando en la danza y le incomoda hablar de ese tema, siente ella está haciendo lo que no supo hacer, ambas eran muy buenas bailarinas. Luego Fran habla de su vida de casada, de su hija, de lo que significa ser madre, tanto lo agotador como la vida familiar. Antonia se siente incómoda, ella es una solitaria, no tiene pareja y siente que debiera tener hijos en algún momento, pero lo ve muy lejano. Esta imposibilidad de hablar de una manera distendida de ellas mismas, las lleva a evadir esos temas y comenzar a hablar de otra cosa. Antonia le pregunta sobre un concierto de Luis Miguel, en Chile, en que murieron varias personas. Fran se entusiasma y con innumerables detalles comienza a hablar de Luis Miguel, todos los supuestos, lo que se dice, lo que pasó, las repercusiones. Ambas se sienten cómodas hablando de otra cosa y se dejan llevar por esa conversación que les permite eludir los temas personales y evadir los miedos e inquietudes que les causa exponer los caminos tan disímiles que han tomado.

Anuncios